jueves, 11 de junio de 2015

Fin de curso

| | 0 comentarios
Félix Torres

Voces Blancas Salmantinas ofreció un recital en las Úrsulas por el aniversario de la Tertulia | Foto: ssantasalamanca.com

11 de junio de 2015

A finales de este mes de junio, la Tertulia cofrade Pasión cerrará su curso, tras la Noche Cofrade en que se entrega el galardón Francisco Rodríguez Pascual. Ahora, como escolares, esperamos las calificaciones, las deseadas notas finales, aunque, como la evaluación ha sido continua, apenas habrá sorpresas y emprenderemos nuestras vacaciones satisfechos, pues hemos cumplido sobradamente con lo que se nos exigía al inicio, en ese ya lejano otoño en el que comenzábamos expectantes el camino lectivo.

Ha sido este un curso especial en el que debíamos pasar esa reválida que recopilase toda una trayectoria de aprendizaje. Un repaso a veinticinco años de recorrido en la escuela de la cultura pasional y la piedad popular, que han quedado patentes en unas celebraciones modestas y quizá diferentes a lo que podía haberse esperado, pero programadas con esmero y, sobre todo, con cariño, por todos y cada uno de los contertulios. Unos actos que han querido reflejar todo un camino de aprendizaje cofrade desde fuera de cofradías, hermandades y congregaciones. Porque esta tertulia no es ni quiere ser más que una asociación cultural, sin más pretensiones. Un grupo de amigos reunidos en torno a un café y un interés común, tal como hacen otros muchos en nuestra Semana Santa, aunque nunca hayan dado el paso de oficializarse.

Fueron aquellos, días de intensos preparativos, en los que, gracias a la colaboración de personas e instituciones, hemos podido contar con magníficos conferenciantes, la música con la que nuestros pueblos han celebrado ancestralmente la Pasión, exposiciones de artistas consagrados que desde siempre colaboraron con la asociación y, sobre todo, aunque se tratase del acto más íntimo, la celebración de una eucaristía de acción de gracias a la que siguió una comida en la que la amistad fue hermandad. Todo esto, sumándose a aquello que por haberse constituido ya en tradición pudiera parecer menos valorado, pero que, muy al contrario, es parte casi imprescindible de la esencia de la Tertulia. Un cartel que rompió algo más que moldes y una revista que después de los años se ha convertido en referente de la cultura cofrade.

Tertulias especiales, en las que la tecnología televisiva nos permitió mostrar aquello que para nosotros es hábito quincenal, contando con invitados amigos o amigos invitados con los que charlar sobre nuestros intereses a pesar del encorsetamiento impuesto por las cámaras. Sin café, pero con la misma cordialidad con la que nos mostramos cada sábado de cinco a siete. 

Actos que más que eso quisimos que fueran acciones. Manifestación de vida en una asociación que, tras veinticinco años en los que alcanzó la madurez, sigue sintiéndose joven y activa. Ahora, en el momento de cerrar las aulas y cambiar los cafés de sábado por refrescos veraniegos, recapitulo y creo que hemos superado el curso con aprovechamiento; que esa evaluación continua en la que se pide la superación de habilidades y competencias, será positiva en sus calificaciones.

El curso acaba para dar paso al merecido descanso vacacional, pero esta página virtual que se asoma a las pantallas cada lunes y jueves, nuestra cada vez más consolidada pasionensalamanca.com, seguirá ahí algunas semanas más para que no perdamos del todo el hábito escolar, como los cuadernos "Rubio" que servían para el repaso junto al cacao del desayuno y que eran paso previo a la piscina o a los juegos con los amigos.

¡El curso acaba! ¡Feliz verano!


0 comentarios:

¿Qué buscas?

Proyecto editado por la Tertulia Cofrade Pasión