martes, 20 de diciembre de 2016

Un veterano con la ilusión de un debutante

| | 0 comentarios
Ángel Benito

Raúl Alejo, primero por la izquierda en la línea inferior, con la nueva junta de gobierno del Vía Crucis | Foto: Gabriel Alonso

Con las rodillas ya rodadas, pero con fuerzas para jugar muchos partidos. Raúl Alejo es ya el nuevo hermano mayor de la Hermandad del Vía Crucis. Llega como veterano con la ilusión de un debutante. No veterano en edad, sino en la experiencia que brega del que se sabe enamorado de la Semana Santa y de su hermandad. Tras tocar suelo en una de las crisis más importantes, sale al rescate en un mundo cofrade, en el que la responsabilidad brilla por su ausencia, con escasos cinco meses para preparar la siguiente procesión. Raúl es uno de los nuestros. Es cofrade de bolígrafo, de voz y sentimiento que ha reflejado durante años en su Estampas de Pasión. Da un paso adelante huyendo de la comodidad de la crítica del otro lado de la Asamblea.

Alejo ya forma parte de la historia de la Hermandad. Seguirá a José Pasán, Agustín López, José Lista, Carlos González, Gregorio García y Eduardo González. Todos ellos se han encontrado con el problema del compromiso y ya la primera piedra de toque con la unanimidad en su elección hacen ver que se va por buen camino. En su camino no estará solo. Dentro de la nueva filosofía apuesta por dar la vicepresidencia a Alicia García, sangre semanasantera y trinitaria desde la cuna, que, a pesar de su juventud, ya ha reflotado un Grupo Joven para darle una estructura y un papel activo real.

¿Con qué pilares afronta esta nueva etapa?

Reflotar el desánimo será uno de los principales retos con los que se enfrentará la cofradía durante los próximos años y hacia esa diana irán dirigidos los dardos. Los pilares de la candidatura, convertido ya en programa de gobierno, van dirigidos a fortalecer los lazos con la parroquia trinitaria y a difundir más la cofradía en un barrio que necesita muchos recuerdos y más actividad que la salida penitencial del Jueves Santo.

Más allá de propuestas concretas, una de las principales dudas que tendrá que afrontar la hermandad será el cambio de recorrido y la propuesta de un itinerario alternativo que se planteará al finalizar la próxima procesión. Lo que hasta ahora era un tema espinoso, no se ha ocultado en el programa de gobierno, y ya se ha planteado que se abrirá una consulta. La necesidad de volver a las raíces y los apoyos van a ser una de las bases que va a necesitar la junta de gobierno para mirar al futuro dejando atrás las anclas. La gran diferencia del Vía Crucis de ayer y hoy no es la falta de potencial económico, nunca lo ha habido, sino la imposibilidad o una mayor dificultad de hacer que parte de sus miembros se sientan implicados en la actividad más allá de la salida procesional.

En cuanto la originalidad compense la falta de recursos, la iniciativa supla al borreguismo y la identidad trinitaria de San Bernardo sea algo innegociable, se darán los pasos necesarios para avanzar. Es necesario y urgente apoyarse en el resto de las hermandades en los momentos de dificultad y ser reivindicativos con una Junta de Cofradías que no ayuda a suplir las carencias. A saber, duplicar el recorrido para evitar ambulancias callejeando por San Bernardo mientras que piden que aceleres el paso porque te cruzas con la Seráfica Hermandad; la falta de ayuda para una estructura que permita montar la procesión sin que una nube arruine el trabajo de todo un año antes siquiera que empiecen a sonar los tambores. Es en el pleno donde deben sonar altas las reivindicaciones, no en Facebook, Twitter o barras de bar.

Cuando en diciembre de 2020, se cumplan los cuatro años de esta candidatura solo espero que se hayan tendido los puentes suficientes para que resuene con fuerza su nombre en la Semana Santa, pero sobre todo en el interior de cada uno de los hermanos. Que el relato que protagonice Raúl Alejo y su fe se convierta en un contingente de reclutas que con rebeldía devuelva la ilusión y dejé atrás la inestabilidad y los amagos de decadencia. El primer paso ya está dado.


0 comentarios:

¿Qué buscas?

Temas y autores

cofradías procesiones religiosidad popular arte diócesis pastoral F. J. Blázquez cultura A. Coco tallas Pedro Martín J. M. Ferreira Cunquero imaginería Félix Torres idiosincrasia Tomás González Blázquez Junta de Cofradías comunicación tradición aniversarios Tertulia Cofrade Pasión política estética pasos José Fernando Santos Barrueco Eva Cañas Daniel Cuesta SJ liturgia Andrés Alén Asamblea Diocesana cartelería formación turismo Cuaresma Montserrat González cargos literatura periodismo Tomás Gil Rodrigo pintura Antonio Santos poesía provincia publicaciones ritos Ayuntamiento Catedral Fructuoso Mangas Javier Prieto Navidad cultos exposición fotógrafos Francisco Gómez Bueno Roberto Haro educación hermanos de carga muerte niños revistas sacerdotes Asunción Escribano Isabel Bernardo Miriam Labrador Zamora caridad estatutos pregón secularización Año Jubilar Teresiano Corpus Christi José Anido Jubileo de la Misericordia Paloma Pájaro Peñaranda Xuasús González editorial historia Ángel Benito Carlos Ferrero Conrado Vicente Fernando Mayoral Florencio Maíllo Francisco Rodríguez Pascual José Adrián Cornejo Pascua Raúl Román Santa Teresa Tierra Santa Tomás Martín aplausos encuentros música redes sociales restauración subvenciones Ana Ontiyuelo Arturo García Ruiz Carlos García Rioja Coordinadora Diocesana de Cofradías David Rodrigo Enrique Mora González Guzmán Gombau José Frank Rosario José Javier Rodríguez José Luis Puerto Madrid María José Lanzagorta Nacho Pérez de la Sota Núñez Solé Rosana Hernández Universidad discapacidad justicia jóvenes obituario religiosas vocaciones Ávila