jueves, 1 de junio de 2017

El eje San Benito-San Martín

| | 0 comentarios
Abraham Coco

María Santísima de la Caridad y el Consuelo, esta semana en la capilla del colegio San José

31 de mayo de 2017

Termina el mes de mayo con destacado protagonismo de las dos cofradías penitenciales más jóvenes. La Hermandad de Jesús Despojado ha comenzado en un colegio el camino que conducirá a la incorporación de María Santísima de la Caridad y el Consuelo a su procesión en la tarde del Domingo de Ramos. La Hermandad del Cristo de la Humildad acaba de regresar de su primer viaje a Tierra Santa, que visualiza su compromiso con los cristianos perseguidos y su vinculación a la familia franciscana, su seña de identidad.

Conozco y aprecio a los hermanos mayores de ambas instituciones y me alegro de que ambos las encabecen. Con Álvaro Gómez compartí toda la infancia como compañeros de ese colegio, San José, cuya capilla acoge ahora a la imagen mariana de Romero Zafra. Me consta que ha sido recibida con sincera veneración. Allí aprendimos, de la mano de la Madre Matilde, fundadora de las Hijas de María Madre de la Iglesia, que toda nuestra vida debe ser "un acto de amor". Sin duda algunos de esos mensajes que escuchamos de niños orientan su labor al frente del Despojado. Convendremos en que su presencia en los comienzos de la hermandad ha sido definitoria. Más allá de la disrupción del costal y sus implicaciones, ha logrado insertar a su cofradía en la vida de una iglesia salmantina que aspira a renovarse.

De Manolo Ferreira afirmó Javier Blázquez, en uno de los varios pregones en que se ha encargado de presentarlo, que su itinerario de encuentros y desencuentros con la Semana Santa siempre termina en lo primero. Y de qué manera. Porque entonces desconocíamos, también él mismo, que concluida su etapa laboral se entregaría a la construcción de un interesantísimo proyecto cofrade para la ciudad, donde más allá de lo estético, que nos irá sorprendiendo en los próximos meses, sobresale una preocupación por los millones de personas que, cada día más, son acosadas por su credo. El gran poeta de las procesiones salmantinas se convierte así en entusiasta heredero de su primo Romualdo Fernández, el último misionero español en Siria cuyo aliento inspira la construcción de la Franciscana.

Entre las iglesias de San Benito y de San Martín, templos donde son o serán veneradas sus respectivas imágenes titulares, apenas hay 200 metros. De una a otra, solo tenemos que recorrer Meléndez y bordear el café Corrillo o tomar la calle Prado sin despegarnos del convento de las Madres de Dios. En este eje se mueven las dos únicas hermandades que, hasta el momento, se han fundado en el siglo XXI. Ambas tratan de ser "una presencia activa en la comunidad, como células vivas, piedras vivas", como pidió el Papa Francisco en su homilía durante el encuentro con las cofradías en la plaza de San Pedro en 2013.

Ojalá esta misión en siete etapas fomente la Caridad y el Consuelo en corazones donde la Semana Santa todavía suena a hueco. Ojalá el Cristo de la Humildad siga convocando a su alrededor, como así me consta, a personas alejadas de las cofradías hasta ahora. Y así se sigan abriendo puertas, como otros lo hicieron con colectivos tan variados como Proyecto Hombre, la comunidad universitaria, la vida contemplativa, los presos, los enfermos y otros tantos.


0 comentarios:

¿Qué buscas?

Proyecto editado por la Tertulia Cofrade Pasión