lunes, 9 de octubre de 2017

Comienza el curso

| | 0 comentarios
José Fernando Santos Barrueco

Detalle del llamador del paso del Cristo de la Buena Muerte, de la Hermandad Dominicana | Fotografía: Roberto Haro

Hace más de medio siglo, hacia finales de los años 50 o primeros de los 60, recuerdo que los vecinos del entonces barrio de Salas Pombo nos enterábamos de la llegada de la Semana Santa cuando, pocas semanas antes, escuchábamos los toques de la Banda de cornetas y tambores de la Cruz Roja que dirigía, con mucha dignidad y espíritu marcial, el brigada don Teófilo Rodríguez. Aquellos ensayos tenían lugar junto al desaparecido campo de fútbol del Calvario, de la Unión Deportiva Salamanca. Aquellos sonidos me llegaban como el anuncio o el trompetazo ("nunca mejor dicho") que marcaba el inicio de la Semana Santa, que entonces, para mí, se reducía a las procesiones. Al margen de obras de caridad que las distintas cofradías pudiesen llevar a cabo, desconozco si existían actividades más allá de la salida procesional y de alguna celebración eucarística o del piadoso ejercicio del viacrucis, todo ello dentro del periodo cuaresmal. La bibliografía tampoco ofrece muchas luces sobre las posibles actividades de las cofradías.

Hoy las cosas han cambiado y podríamos hablar de un calendario cofrade que, haciendo un símil y salvando las distancias, ha ido ajustándose al calendario escolar o académico, que, en buena parte, marca el ritmo de muchas de nuestras actividades.

La apertura el pasado 4 de Octubre de la muestra del XXXIII Concurso de Fotografía de la Semana Santa Salmantina podría marcar la inauguración o el banderazo de salida de nuestro particular curso. Una muestra de 41 fotografías de entre las que saldrá el cartel anunciador de la misma. Una buena señal de arranque para poner los motores en marcha, recordando momentos de la pasada Semana Santa y ofreciendo a cada cofrade el poder imaginar o visualizar "su cartel". Aunque, como suele ocurrir, nunca lloverá a gusto de todos cuando se conozca la decisión del jurado calificador, me pareció una buena muestra con una serie de fotografías (del orden de un 20%) que a buen seguro no harán fácil aquella decisión.

Si ese concurso podría suponer la señal de salida, el programa de la pastoral cofrade, preparado por la Coordinadora Diocesana de Cofradías y Hermandades, ofrece una buena muestra de actividades a lo largo de este curso 2017/18. La Oración Cofrade cada primer sábado de mes en la Catedral Nueva (desde el 7 de octubre al 7 de abril), los Lunes Cofrade (desde el 16 de octubre al 18 de junio), con una serie de temas de interés impartidos en distintas sedes (este año con especial atención al IV centenario del voto de la ciudad de Salamanca y su Universidad al Misterio de la Inmaculada Concepción), y el Aula Cofrade con distintos cursos formativos. Un esfuerzo de la Coordinadora que merece también nuestro esfuerzo y atención para asistir, cuando sea posible, a las actividades programadas.

Por parte de algunas cofradías también se contempla este amplio periodo para la programación de acciones formativas, jornadas de oración y actividades culturales, que se inician a mediados de septiembre con la Salve Poética a Nuestra Señora de las Lágrimas (Hdad. de Nuestro Padre Jesús Flagelado), a la que siguen la Proclama por la Paz y el Espíritu de Asís durante el mes de octubre (Hdad. Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad), para continuar con otros diversos actos que alcanzan un nivel importante durante el periodo navideño, antes de entrar de lleno en los preparativos de la actividades cuaresmales y de la Semana de Pasión.

En este curso cofrade, los exámenes finales serían las procesiones, que suponen la manifestación pública de nuestra fe y buscan una sensibilización de quienes las contemplan, hacia los misterios de la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor, así como hacia las intenciones y objetivos que orientan el carisma de cada hermandad. Aunque no suspenderemos los exámenes como para repetir en septiembre, sí es bueno que nos preparemos durante el curso, tanto a nivel general (a través del programa de la Coordinadora) como de cada cofradía, para profundizar en el sentido de la pertenencia a las mismas y en el conocimiento de sus fines, así como lo que supone y exige hacer una manifestación pública de fe en la calle. Solo así sacaríamos el sobresaliente, que en nuestro caso no es otro que provocar con nuestra actitud la fe y piedad de cuantos presencian nuestras procesiones y su entendimiento y acercamiento a los objetivos de las cofradías y hermandades.


0 comentarios:

¿Qué buscas?

Temas y autores

cofradías procesiones religiosidad popular arte diócesis F. J. Blázquez pastoral cultura tallas A. Coco Pedro Martín J. M. Ferreira Cunquero imaginería Félix Torres idiosincrasia Tomás González Blázquez Junta de Cofradías comunicación tradición Tertulia Cofrade Pasión aniversarios estética pasos política José Fernando Santos Barrueco Eva Cañas Asamblea Diocesana Daniel Cuesta SJ cartelería liturgia Andrés Alén Cuaresma Montserrat González cargos literatura periodismo turismo Tomás Gil Rodrigo formación pintura poesía provincia publicaciones ritos Antonio Santos Catedral Javier Prieto Navidad exposición fotógrafos Fructuoso Mangas educación hermanos de carga niños revistas sacerdotes Asunción Escribano Ayuntamiento Francisco Gómez Bueno Isabel Bernardo Miriam Labrador Roberto Haro Zamora cultos estatutos muerte pregón secularización Año Jubilar Teresiano Corpus Christi Jubileo de la Misericordia Peñaranda Xuasús González caridad editorial Ángel Benito Carlos Ferrero Conrado Vicente Fernando Mayoral Florencio Maíllo Francisco Rodríguez Pascual José Adrián Cornejo José Anido Paloma Pájaro Pascua Santa Teresa Tierra Santa Tomás Martín aplausos historia música redes sociales restauración subvenciones Ana Ontiyuelo Arturo García Ruiz Carlos García Rioja Coordinadora Diocesana de Cofradías David Rodrigo Enrique Mora González Guzmán Gombau José Frank Rosario José Javier Rodríguez José Luis Puerto Madrid María José Lanzagorta Nacho Pérez de la Sota Núñez Solé Raúl Román Rosana Hernández Universidad discapacidad encuentros justicia jóvenes obituario religiosas vocaciones Ávila