lunes, 21 de octubre de 2019

Un merecido recuerdo

| | 0 comentarios
José Fernando Santos Barrueco

H. S. Tomé, en la que seguramente fue la última foto que le hicieron, mientras baja por Tentenecio (Ramón Rodríguez Calleja)

21 de octubre de 2019

El pasado día 5 del presente mes de octubre se nos fue H. S. Tomé, coincidiendo prácticamente con la inauguración del XXXIV Concurso de Fotografía Semana Santa Salmantina.

Debido a mi estancia fuera de la ciudad desde los años 70 hasta hace unos cinco años, no tuve la ocasión de conocerle a fondo, como para atreverme a escribir estas líneas, que, además, van en la dirección contraria al deseo de partir de la manera más silenciosa y discreta hacia su encuentro definitivo con el Padre, con el que seguramente se habría encontrado en varias ocasiones, cuando trataba de plasmar con su cámara la belleza y expresividad de las imágenes que de él se tienen en nuestra Semana Santa.

La primera vez que le conocí personalmente estaba mostrando y comentando unas fotografías tomadas en una excursión fotográfica a unas vías férreas ya abandonadas. Pude apreciar su dominio de la técnica y su gusto por las tomas sencillas ("menos es más", solía decir), sujetas a los parámetros básicos de la fotografía, el encuadre, los volúmenes y líneas de geometría, la profundidad de campo, el tratamiento de los blancos y las luces, y la nitidez y resalte del objeto principal. Esta impresión volví a tenerla no hace mucho tiempo con ocasión de mostrarme en la cafetería del Casino las fotografías que iban a ser expuestas en la misma, exposiciones de las que fue impulsor y animador. Allí volví a experimentar su pasión y conocimiento del arte fotográfico, en el disfrute y análisis de las distintas imágenes, como también pude comprobarlo recorriendo las exposiciones del concurso de la Semana Santa salmantina, donde resultaba un placer escuchar sus opiniones, sin que en ningún momento su exquisita discreción le llevara a realizar comentarios alusivos a su calidad como miembro del jurado, labor que venía ejerciendo en los últimos años.

Me parece apropiado recordarle en estas páginas. Buena persona, de trato agradable y conversación interesante y amena, fue un excelente fotógrafo, muy apreciado y premiado fuera de nuestra ciudad. Buen amigo de la Tertulia Cofrade Pasión, editora de esta revista digital, que hace unos diez años y con mucha insistencia acabó consiguiendo que llevara su técnica y conocimiento al ámbito de la Semana Santa, a la que no se había acercado con su cámara. Desde entonces, se venía incluyendo una página en la revista Pasión en Salamanca, que anualmente edita en papel la citada Tertulia, en la que se comentaba una fotografía de Tomé. ¡Te vamos a echar de menos! Su mayor legado fotográfico en  nuestro mundillo semanasantero hay que buscarlo en la obra Semana Santa en Salamanca, dirigida por Francisco Javier Blázquez Vicente, en la que intervino como coordinador fotográfico y en la que dejó una buena muestra de su esmerado quehacer en la captación de un gran número de imágenes, tanto en las sedes de las distintas cofradías y hermandades, como en las procesiones.

Descansa en paz, amigo.


0 comentarios:

¿Qué buscas?

Proyecto editado por la Tertulia Cofrade Pasión