lunes, 13 de julio de 2015

Dios en la belleza, ornamentos en los cultos de las cofradías

| | 0 comentarios
Javier Prieto

Triduo a la Virgen de los Dolores, 2014 - Hdad. de las Penas de San Vicente de Sevilla | Fotografía: ABC - Rdguez. Rechi

Si aceptamos que la belleza nos toque íntimamente, nos hiera, nos abra los ojos, entonces redescubrimos la alegría de la visión, de la capacidad de comprender el sentido profundo de nuestro existir, el misterio del cual somos parte y del cual podemos obtener la plenitud, la felicidad, la pasión del compromiso cotidiano.
Benedicto XVI

Me propone Abraham, al que agradezco la confianza que siempre deposita en mí, que plantee una reflexión en torno a belleza en la liturgia, sobre los gustos y matices en torno a los ornamentos que envuelven el Misterio y no es algo  fácil. Sin embargo, hay una premisa que resulta clave cuando ahondamos en estos conceptos, la belleza es camino a Dios.

La búsqueda de la belleza que acerca a Dios debe ser el espíritu que impulse todas las acciones encaminadas al adorno de nuestros cultos, pues el ornamento en la liturgia católica no es un afeite, una suerte de coquetería vanidosa que solo busca el halago y la repercusión de lo meramente estético, cada detalle en una celebración tiene un sentido y un significado que debe llevar al fiel a sentirse anhelante de Dios, de quien proceden todas las cosas hermosas.

Siendo este el punto de partida, ¿qué papel juegan las cofradías y cómo conciliarlo con los tiempos actuales? Las cofradías han tenido en lo estético –aspecto muchas veces denostado y otras tantas convertido en fin y no en medio- un aliado fundamental para la consecución de sus fines. El ornamento de una función religiosa, la elección del ajuar de una imagen o el montaje de un altar de cultos debe responder a un estudio profundo de las normas litúrgicas, al conocimiento de la simbología de cada elemento y a la aspiración de servir de vehículo a la transmisión de la fe católica.

Por ello, etiquetar el ornamento de las hermandades como sencillo u ostentoso, austero o barroco, en una pretendida lucha entre lo tradicional y lo contemporáneo (que en nuestro ámbito también se viste muchas veces de norte contra sur) no deja de ser una traslación de ideas y posturas, que pueden resumirse en casi la totalidad de los casos en meras apreciaciones subjetivas. Sirviendo a la liturgia, el ornato no será nunca ostentoso ni escueto, no podrá ser estridente ni paupérrimo, pues ninguna de estas apreciaciones puede desprenderse del debido culto a Dios.

En el fondo, cuando preparamos un adorno en nuestra cofradía tratamos de ofrecer a Dios lo mejor de lo que disponemos y este criterio no responde a tiempos ni gustos personales. El reto es saber hacer actual el tesoro que nos han legado los siglos y en el que tantas personas han puesto su talento para dar gloria a Dios a través de las cosas hermosas. Al fin y al cabo, quiénes somos nosotros para juzgar impropias las formas que santificaron a nuestros mayores.


0 comentarios:

¿Qué buscas?

Temas y autores

cofradías procesiones religiosidad popular arte diócesis pastoral F. J. Blázquez cultura A. Coco tallas Pedro Martín J. M. Ferreira Cunquero imaginería Félix Torres idiosincrasia Tomás González Blázquez Junta de Cofradías comunicación tradición aniversarios Tertulia Cofrade Pasión política estética pasos José Fernando Santos Barrueco Eva Cañas Daniel Cuesta SJ liturgia Andrés Alén Asamblea Diocesana cartelería formación turismo Cuaresma Montserrat González cargos literatura periodismo Tomás Gil Rodrigo pintura Antonio Santos poesía provincia publicaciones ritos Ayuntamiento Catedral Fructuoso Mangas Javier Prieto Navidad cultos exposición fotógrafos Francisco Gómez Bueno Roberto Haro educación hermanos de carga muerte niños revistas sacerdotes Asunción Escribano Isabel Bernardo Miriam Labrador Zamora caridad estatutos pregón secularización Año Jubilar Teresiano Corpus Christi José Anido Jubileo de la Misericordia Paloma Pájaro Peñaranda Xuasús González editorial historia Ángel Benito Carlos Ferrero Conrado Vicente Fernando Mayoral Florencio Maíllo Francisco Rodríguez Pascual José Adrián Cornejo Pascua Raúl Román Santa Teresa Tierra Santa Tomás Martín aplausos encuentros música redes sociales restauración subvenciones Ana Ontiyuelo Arturo García Ruiz Carlos García Rioja Coordinadora Diocesana de Cofradías David Rodrigo Enrique Mora González Guzmán Gombau José Frank Rosario José Javier Rodríguez José Luis Puerto Madrid María José Lanzagorta Nacho Pérez de la Sota Núñez Solé Rosana Hernández Universidad discapacidad justicia jóvenes obituario religiosas vocaciones Ávila