jueves, 10 de marzo de 2016

Pasión en Salamanca. Casa de las Conchas

| | 0 comentarios
J. M. Ferreira Cunquero

Algunas de las fotografías de Manuel López en el Patio Alto de la Casa de las Conchas| Fotografía: JMFC

Durante estas fechas y hasta el Domingo de Resurrección, podemos disfrutar de la muestra fotográfica que, sobre la Semana Santa de Salamanca, promueve la Tertulia Cofrade Pasión en la Casa de las Conchas y de la que es autor Manuel López Martín. 

Manuel López Martín pertenece a ese tipo de fotógrafos que viven para recolectar instantes, cual si fuesen preciso aliento que sustenta el estado de la necesidad permanente, como elemento motriz de su incombustible entusiasmo.

La Semana Santa salmantina no podía quedar ajena a esa mirada suya, que escrudiña más allá de la expresión cofrade lo que ocurre en los entornos donde las sombras cubren caprichosamente de matices los lienzos monumentales de la ciudad dorada. Insinuantes siluetas en las ventanas de la indagación; calmas tenebrosas que rozan los salmanticenses espacios que capta el artista para colmar de emoción nuestro asombro.

No cabe duda de que estamos ante uno de los grandes y más reconocidos fotógrafos salmantinos del momento. A los primeros premios nacionales, obtenidos en diversos concursos de reconocido prestigio, se añaden, como aval de su fructífera carrera, los que fueron convocados con motivo de los eventos más significativos de nuestra ciudad. 

Manuel López es un virtuoso de la imagen, polifacético y concienzudo mirador de cosas, gentes y lugares. Puede decirse que pertenece a ese grupo de artistas que se mueve en los ambientes fotográficos de nuestra ciudad para hacernos ver, comprender y descubrir lo que a simple vista se nos escapa. Porque más allá del objetivo está la indagación y el conocimiento de las técnicas, que hacen posible marcar la diferencia entre lo que hacemos la generalidad de los fotoesporádicos con una máquina digital o un simple móvil, y lo que logran estos creadores de la imagen, al congelar instantes, formas y espacios que consiguen despertar en nosotros la emoción inherente a cualquier expresión artística.

A través de las veintiséis instantáneas que se exponen en ese espacio tan significativo y carismático como es el Patio Alto de la Casa de las Conchas, podemos apreciar esa fotografía de la observación, para la que Manuel López tiene una sensibilidad muy acusada o esas otras que muestran los detalles que, a los costados de las procesiones, enmarcan el halo de empatía que suele darse entre espectadores, imágenes y penitentes. Las sombras en la fotografía de Manuel López son otro acento que inserta geometrías y ambientes, logrando esa calidez que la Semana Santa salmantina rezuma por la piel de sus dorados.

Algunas de las fotografías son versos escritos por esa mirada tan especial que propugna el don de los distinguidos creadores, que nacieron para mostrar la etérea dimensión sensitiva que solo pueden captar quienes nacieron y saben mantener el portentoso don de los elegidos. Figuras perceptibles de siluetas y rostros en los ventanales estampan el diálogo semanasantero, que tan bien podemos identificar quienes pululamos de una u otra forma en las proximidades del movimiento cofrade. Lobregueces y matices disuelven, en la noche con mesura, el silencio envolvente y perceptible en algunas de las fotografías, donde los penitentes abstraídos y rozados por enigmáticos contraluces emulan delicados esbozos emocionales.

En el ocaso frío de una de estas tardes salmantinas, en las que el sol acaricia la heladura, tuve la impresión de ver, recorriendo la exposición, al siempre recordado Francisco Rodríguez Pascual, al lado de Luis Monzón y Tomás Martín. El sabio maestro de las cosas de siempre les decía que por fin alguien le había hecho caso, al captar las miradas que él tantas veces reclamó para la fotografía semanasantera, mientras Luis decía algo sobre el Cristo de la Luz y Tomás se complacía al ver a su joven retoño preparando para el Rescatado el incienso…


0 comentarios:

¿Qué buscas?

Temas y autores

cofradías procesiones religiosidad popular arte F. J. Blázquez cultura diócesis pastoral tallas A. Coco Pedro Martín J. M. Ferreira Cunquero imaginería idiosincrasia Félix Torres Tomás González Blázquez comunicación tradición Junta de Cofradías Tertulia Cofrade Pasión estética pasos política José Fernando Santos Barrueco aniversarios Eva Cañas Daniel Cuesta SJ liturgia Andrés Alén Asamblea Diocesana Cuaresma Montserrat González cargos cartelería periodismo turismo literatura Tomás Gil Rodrigo formación publicaciones ritos Antonio Santos Catedral Javier Prieto Navidad exposición fotógrafos pintura poesía Fructuoso Mangas hermanos de carga revistas sacerdotes Asunción Escribano Isabel Bernardo Miriam Labrador Roberto Haro Zamora cultos educación estatutos muerte niños pregón provincia secularización Corpus Christi Francisco Gómez Bueno Jubileo de la Misericordia Peñaranda Xuasús González caridad editorial Ángel Benito Ayuntamiento Carlos Ferrero Conrado Vicente Fernando Mayoral Florencio Maíllo Francisco Rodríguez Pascual José Adrián Cornejo José Anido Paloma Pájaro Pascua Tierra Santa Tomás Martín aplausos música redes sociales restauración subvenciones Ana Ontiyuelo Arturo García Ruiz Carlos García Rioja David Rodrigo Enrique Mora González Guzmán Gombau José Frank Rosario José Javier Rodríguez José Luis Puerto Madrid María José Lanzagorta Nacho Pérez de la Sota Núñez Solé Raúl Román Rosana Hernández Universidad discapacidad encuentros historia justicia jóvenes obituario religiosas vocaciones Ávila