lunes, 18 de abril de 2016

Jugar a las procesiones

| | 10 comentarios
Carlos Ferrero

Dibujo de Andrés Alén

No voy a entrar a valorar aquí y ahora si la Semana Santa de Salamanca tiene o no identidad definida, que la tiene pese a que algunos se empeñen en no verla, ni a enjuiciar nada sobre la "forma de andar" de algunos pasos, aunque me chirrié ver dando "arrancadas" a la Borriquilla cual Calamar trianero sin su Rafael o "costerazos" a un Prendimiento de inspiración salcillana modificado al antojo desvirtuando la idea de su creador, todo ello amparado en el gusto de unos pocos, aprovechándose en la debilidad de la hermandad ante la falta de cofrades o ante la poca participación de los mismos, junto con la participación por consentimiento de la propia junta de gobierno

Ni es mi intención escribir sobre el deplorable espectáculo que todos los años se produce a la puertas de la seo salmantina cuando, en una madrugada que algunos denominan charra, se ven "levantás al cielo", "pasos sobre los pies" o "izquierdazos" ordenados por algún "capataz" que ese día olvida su lugar de nacimiento para sentirse hijo de la ciudad hispalense y sesear cual vecino de la calle Cuna.

Tampoco voy a decir nada sobre la desafortunada costumbre que algunos pasos tienen de hacer saludos a los reposteros con el anagrama de su hermandad o congregación ubicado en la fachada del Ayuntamiento o colocados con propósito de alguna conmemoración, así como tampoco sobre los bailes de esos pasos ante dichos reposteros, por muy "de toda la vida" que se hagan. Ni mencionar cómo, la falta de coordinación entre hermanos de carga y jefe de paso, hace muchas veces peligrar las insignes figuras que llevan sobre sus hombros.

Ni, igualmente, señalar las cámaras GoPro ubicadas sobre cruces de cristos o en los estandartes y banderines de agrupaciones musicales para grabar las actuaciones de las mismas cual videoclips. Tampoco voy a referirme a los denominados "pasos de niños" que no hacen bien ni a los sufridos hermanos de carga, cuyos cuerpos no están preparados aún para tal menester, ni a la procesión en general, dado el escaso valor catequético y material que tienen. Olvidan estas cofradías que existen otras muchas tareas que pueden hacer estos chicos, como acompañar a sus imágenes titulares alumbrando con una vela y así, de paso, engrandecer una procesión que en algunos casos no posee ni hermanos de fila.

Tampoco quiero manifestar el desconcierto que se produce en la ciudad el Viernes Santo cuando una vez descendido y enterrado el Señor aún nos encontramos por la calle a Jesus orando en el Huerto de los Olivos, siendo presentado al pueblo cual Ecce-Homo o encontrándose con su Madre en la Calle de la Amargura, tan solo por la pocas ganas de cambio de algunas cofradías y sus dirigentes aún desoyendo los consejos del prelado. Y no voy a decir nada de todo lo anterior, pues  para eso están los cofrades de estas hermandades y sus responsables, que a buen seguro ven lo mencionado como lo ha visto el que suscribe.

Sin embargo, sí quiero hablar de que en una procesión a la que llamamos "penitencial" se lleven niños a cara descubierta, y no me refiero a los pobres chiquillos de 2 a 6 años que se portan de maravilla, sino a los más mayores que ya tienen la edad suficiente para procesionar con el capirote o verdugo, si estos no son capaces de comportarse con el debido respeto. Para enseñarles donde están y qué es una procesión están los grupos jóvenes de las hermandades y sus responsables, así como los padres que bien pululan alrededor de sus hijos durante toda la procesión, sacando fotos o atiborrándoles de chuches o agua, cual excursión lúdico-festiva. Pero claro, cómo vamos a decirles esto a los muchachos si los propios coordinadores de las procesiones utilizan la misma para hacerse fotos posadas y subirlas a las redes sociales.

También quiero expresar cómo me duele ver que a una Virgen no se le viste de forma distinta, teniendo ropa para ello, en dos procesiones diferentes porque las personas designadas para tal fin están contemplando procesiones en la plaza de la Campana hispalense en vez de estar preocupados por la tarea encomendada.

También quiero hablar de que no es colofón para un cuatrocientos aniversario lanzar al cielo globos de colores, cual fiesta infantil de cumpleaños. Máxime cuando se podría haber hecho algo más "duradero" para conmemorar tan longeva efeméride, como por ejemplo unas nuevas andas para el más sublime de los Resucitados, que falta ya le hace desde hace mucho tiempo.

Y para finalizar, sí tengo que decir que en ninguna Semana Santa existen procesiones duplicadas, y que existiendo una procesión de Resurrección, a la cual se invita a su participación a todas las cofradías,  no es de recibo que nadie intente crear una procesión paralela o, aún peor, escudarse en una celebración parroquial para realizar una procesión por el barrio, con habito de la cofradía y, por supuesto, sacando a la calle un "pasito" alegórico.

Es hora de pararse, recapacitar y empezar a solucionar todos estos sinsentidos porque al final le vamos a dar la razón a aquellos que piensan que la Semana Santa salmantina es jugar a las procesiones.


10 comentarios:

  1. algo bueno a comentar o solo es lo que no te gusta a ti?

    ResponderEliminar
  2. Hay elecciones para la Junta de Cofradias, es de libre acceso y con tantos cambios que poder plantear seguro que puedes llegar a ser el mas admirado mandamas.
    Un consejo, cuando uno no puede o no le dejan mandar en su casa, no es sano para el mismo que quiera hacerlo en casa ajena.

    Raul Sanchez
    Hermano de:
    -Esperanza de Triana (Sevilla)
    -Dominicana (Salamanca)
    -Flagelado (Salamanca)
    -Borroquilla (Salamanca)

    Musico de A.M. Cristo Yacente (Salamanca)

    ResponderEliminar
  3. Me parece un error criticar tanto a sevilla, en salamanca tenemos un problema con la semana santa, y precisamente no es por la "sevillania" de varias cofradías como el Despojado o la Dominicana, salamanca necesita dotar a su semana santa de carácter, de motivos para creer en ella, me explico, de unos años para acá, es evidente el cambio a positivo en la semana santa gracias a que cofradías y bandas se han puesto las pilas de una vez, aunque sigue chirriando como suenan ciertas bandas que acompañan a nuestras hermandades, pero poco a poco se va mejorando, y ahí está la expiración, la estrella o la de cristo yacente por ejemplo, hablando de esta semana santa de 2016, me ha dado grima ver como el nazareno en la plaza mayor realizó un saludo-baile dantesto antes de llegar al ayuntamiento, horroroso, para hacerselo mirar, mientras que por ejemplo, la evolución de yacente, despojado, dominicana han dado un salto de calidad, está claro que a mi me tiran más las procesiones a la sevillana, pero no por eso me ha dejado de gustar el paso del flagelado, o la soledad, o incluso el cristo crucificado de la vera cruz, creo que al final lo de sacar los pasitos debería de aplicarsele quizás más a los que no se dan por aludidos, y yo me entiendo.

    ResponderEliminar
  4. Me parece una verguenza que se publiquen estos articulos, cuando todas las cofradias estan haciendo todo lo posible para ir mejorando.
    ¿Otra vez la forma de andar? Prefiero 1000 veces a forma de andar de Borriquita, Despojado, Prendimiento, Pilatos, Dominicana... que el resto, pero no por ello me meto con ellos.
    ¿Identidad? ¿A qué identidad nos referimos? ¿A la de hace 5 siglos que no conocimos? ¿O a la de hace 80 años que ya estaban los aires andaluces?
    Por favor, que cada uno mire lo suyo, y deje al resto hacer lo que le gusta.

    Por cierto, por Leon eso de ser castellanos se conoce muy poquito...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tienes razón desconocido en León no sabemos lo que es ser castellanos por que no lo somos, eso se lo dejamos para el resto de la comunidad. Y no mientes la Semana Santa de León que, en vista de lo que dice este artículo, nada tiene que ver con ese popurri que tenéis en Salamanca, aquí al menos los pasos se pujan a hombros, mejor o peor, pero a hombros y no se le ocurre a nadie cambiar la forma de puja.

      Eliminar
  5. Mira solo decirte que en los colores esta el gusto. A ti te gusta el Azul, a mi me gusta el negro, a ti te gusta donde esta enterrada la Duquesa de Alba, a mi me gusta el Despojado de Salamanca pasando por el Palacio Monterrey, a ti te gusta la Semana Santa de León, a mi la de Medina de Rioseco. Pero te doy la razón en algo "Calamar Trianero" voy a ponerlo en la WIKIPEDIA para que me digan desde Pureza si saben que es.

    ResponderEliminar
  6. Este escrito petulante que enviado nos has,
    ahora lo tengo delante,
    después lo tendré detrás.

    ResponderEliminar
  7. Ojalá cualquiera que te vea observando una procesión en Salamanca te haga una crítica tan destructiva como la que tú acabas de hacer.
    Tan solo sea por respeto a todas aquellas personas que durante todo el año se esfuerzan para procesionar, deberías valorar más el esfuerzo que se hace y la dedicación que se pone en ello.
    Desde aquí puedo decir orgulloso que la Semana Salmantina está creciendo, sus bandas, sus pasos y en organizacion, ojalá siempre haya margen para mejorarlo eso querrá decir que hay ganas de esforzarse y trabajar en ello.
    Fdo. Un corsario del olivo

    ResponderEliminar
  8. cfradía de la Soledad. La más importante de la ciudad por número de cofrades y que vive en un estado de pasividad desde los años 40. Donde esta todo el dinero que mueve, tanto de cuotas de hermanos como de donativos? Donde están sus actividades solidarias? Hermandades mas nuevas y sevillanizadas al menos cumplen con el mandato de la caridad. Menos criticar a lo nuevo y más fijarse en el deplorable estado de lo de siempre. A lo mejor ahí está la razón de que la gente tenga que buscar otras cofradias en las que poder expresarse.

    ResponderEliminar

¿Qué buscas?

Temas y autores

cofradías procesiones religiosidad popular arte cultura F. J. Blázquez tallas A. Coco Pedro Martín diócesis imaginería pastoral J. M. Ferreira Cunquero idiosincrasia Félix Torres Tomás González Blázquez comunicación tradición Junta de Cofradías Tertulia Cofrade Pasión pasos política José Fernando Santos Barrueco aniversarios estética Eva Cañas Daniel Cuesta SJ liturgia Andrés Alén Cuaresma Montserrat González cartelería periodismo turismo cargos Asamblea Diocesana literatura publicaciones ritos Antonio Santos Catedral Navidad Tomás Gil Rodrigo exposición formación fotógrafos Fructuoso Mangas Javier Prieto hermanos de carga pintura poesía revistas sacerdotes Miriam Labrador Roberto Haro cultos educación estatutos muerte niños pregón provincia secularización Asunción Escribano Francisco Gómez Bueno Jubileo de la Misericordia Peñaranda Xuasús González Zamora Ángel Benito Ayuntamiento Carlos Ferrero Corpus Christi Fernando Mayoral Florencio Maíllo Francisco Rodríguez Pascual Isabel Bernardo José Adrián Cornejo José Anido Paloma Pájaro Pascua Tomás Martín aplausos caridad editorial música restauración subvenciones Ana Ontiyuelo Arturo García Ruiz Carlos García Rioja Conrado Vicente David Rodrigo Enrique Mora González Guzmán Gombau José Frank Rosario José Javier Rodríguez José Luis Puerto Madrid María José Lanzagorta Núñez Solé Raúl Román Rosana Hernández Universidad discapacidad encuentros historia justicia jóvenes obituario redes sociales religiosas vocaciones Ávila