miércoles, 4 de enero de 2017

Buenos deseos

| | 0 comentarios
Andrés Alén

Dibujo de Andrés Alén, el primero de la futura procesión de la nueva Hermandad Franciscana

Buena nueva es el reciente nacimiento de una hermandad y mi primer deseo es que verdaderamente lo sea: un lugar y un tiempo para sentirse cofrade, hermano, (de los que se llevan bien). Humilde como el Santo Cristo que anhelan, (que eso si es un lujo). Abierta a los gentiles, o al menos, a los que muestren cierta educación.

Que la belleza forme parte de su espíritu. Y la raíz la originalidad de su arte.

Que su marcha procesional no centre hegemónicamente su existencia, que no sea desfile de lucimiento, propio de las pasarelas, sino que sirva para dar testimonio público de fe, que suene a verdad y a pertenencia a un reino mucho más universal que tiene en Jerusalén la promesa de esa patria común.

Que nos ayude a tomar conciencia de que el refugiado, el acosado, el perseguido nos urgen como prójimo ante la inminencia de la masacre. Que es como decir que nos ayude a crecer con beneficio.

Que desdeñe los concursos de bailes, de pasos adelante, izquierdos y derecho, con sus ropas características, y el silencio impere sobre el ruido más o menos acompasado o rítmico, y la luz como luminaria de teas que emanan del pecho de un Hombre en lucha o agonía, lo impregne todo en la esperanza de su regreso triunfal en su resurrección.

Que la tradición o la cultura no sean nunca coartada de lo que es mucho más profundo que el periódico turisteo o el índice de ocupación de los más desocupados, porque su finalidad se encuentra en seguir dando testimonio de un fracaso hasta el establecimiento general de la justicia. Eso que nombramos como penitencia.

Deseo que Salamanca, y más, se identifique, con el hábito y forma que la reviste, franciscano de amor y pobreza, aunque S. Francisco no sea tan de aquí como Santa Bonifacia.

Que su implantación en la Semana Santa Salmantina suscite solo las mínimas imprescindibles trabas, celos y fruiciones, para identificar (ay la típica e histórica identidad), que seguimos merodeando por aquí.Y que a la gente, ahora poca aunque todos amigos, que inicia con entusiasmo esta apasionante empresa, le salga todo a pedir de boca. (Les apoyan las benditas madres Franciscas Descalzas desde su sede canónica del convento de la Purísima Concepción, que con sus rezos, como enchufe, puede ser la mejor promoción).

Que todo sea parabién.


0 comentarios:

¿Qué buscas?

Temas y autores

cofradías procesiones religiosidad popular arte F. J. Blázquez cultura diócesis pastoral tallas A. Coco Pedro Martín J. M. Ferreira Cunquero imaginería idiosincrasia Félix Torres Tomás González Blázquez comunicación tradición Junta de Cofradías Tertulia Cofrade Pasión estética pasos política José Fernando Santos Barrueco aniversarios Eva Cañas Daniel Cuesta SJ liturgia Andrés Alén Asamblea Diocesana Cuaresma Montserrat González cargos cartelería periodismo turismo literatura Tomás Gil Rodrigo formación publicaciones ritos Antonio Santos Catedral Javier Prieto Navidad exposición fotógrafos pintura poesía Fructuoso Mangas hermanos de carga revistas sacerdotes Asunción Escribano Isabel Bernardo Miriam Labrador Roberto Haro Zamora cultos educación estatutos muerte niños pregón provincia secularización Corpus Christi Francisco Gómez Bueno Jubileo de la Misericordia Peñaranda Xuasús González caridad editorial Ángel Benito Ayuntamiento Carlos Ferrero Conrado Vicente Fernando Mayoral Florencio Maíllo Francisco Rodríguez Pascual José Adrián Cornejo José Anido Paloma Pájaro Pascua Tierra Santa Tomás Martín aplausos música redes sociales restauración subvenciones Ana Ontiyuelo Arturo García Ruiz Carlos García Rioja David Rodrigo Enrique Mora González Guzmán Gombau José Frank Rosario José Javier Rodríguez José Luis Puerto Madrid María José Lanzagorta Nacho Pérez de la Sota Núñez Solé Raúl Román Rosana Hernández Universidad discapacidad encuentros historia justicia jóvenes obituario religiosas vocaciones Ávila