viernes, 24 de febrero de 2017

A las puertas de la Cuaresma

| | 0 comentarios
Pedro Martín

El campanero de la Cofradía de Cristo Yacente, que inaugura el Jueves Santo | Fotografía: Roberto Haro

24 de febrero de 2017

A las puertas de la Cuaresma cabría la tentación de hablar de la carta del señor obispo y la falsa polémica andalucista, pero no lo haré.

A las puertas de la Cuaresma pensaréis que debido a los tristes sucesos en los que se ha visto envuelta la Hermandad Dominicana toca hablar de ellos, pero tan solo los reprobaré y daré todo mi apoyo y cariño a la misma y a su hermano mayor, José Fernando Iglesias.

A las puertas de la Cuaresma podríamos hablar de ensayos, que florecen en esta época como las flores en primavera, y parece que cada año con mayor premura.

A las puertas de la Cuaresma, a las puertas de la Cuaresma, ¿qué nos deparará este año la Cuaresma?

Lo que venga será lo que deseemos que venga, podemos estar preocupados por la próxima polémica cofrade que seguro que vendrá. Podemos estar preocupados por el tiempo que hará en nuestros desfiles procesionales, podemos estar pensando en las novedades, los conciertos o los adornos florares. ¿Esto es lo que deseamos?

A las puertas de la Cuaresma Jesús nos ofrece su perdón misericordioso para que seamos verdaderos hermanos cofrades que perdonamos a los demás.

A las puertas de la Cuaresma iniciamos un camino de preparación para vivir con intensidad la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús.

A las puertas de la Cuaresma estoy pendiente del hermano que lo necesita.

A las puertas de la Cuaresma me preparo para la Semana Santa con oración y ayuno.

A las puertas de la Cuaresma podemos esforzarnos en transmitir a nuestros pequeños la grandeza de lo que vivimos y cuidarlo para que ellos algún día lo hereden.

Podemos elegir cuál va a ser nuestra Cuaresma, cada uno la suya, con mis hermanos cofrades, con mi comunidad, con mi diócesis, con mi obispo; si esto es así, todo tiene sentido.

O por el contrario preocuparnos de otros aspectos más externos sin entrar en el interior de nuestras propias vivencias, quedándonos en el envoltorio, y propiciando que se pierda todo el sentido cristiano de la Semana Santa y sus cofradías. Será otra cosa, pero vivencia cristiana de la fe, no.

A las puertas de la Cuaresma todavía podemos elegir.


0 comentarios:

¿Qué buscas?

Proyecto editado por la Tertulia Cofrade Pasión