lunes, 18 de septiembre de 2017

Cofrades, go home!

| | 0 comentarios
Abraham Coco

Patio Chico de Salamanca, donde tiene su sede la Tertulia Cofrade Pasión | Fotografía: Pablo de la Peña

Ahora que el verano claudica para que todo vuelva a comenzar, también regresamos a esta casa común de la reflexión, el debate y el pensamiento cofrade que estrena su cuarta temporada. El otoño entrará esta semana en nuestras rutinas, también en las de las hermandades, que recuperan sus ciclos de cultos y actividades interrumpidos para facilitar el descanso estival siempre reparador.

Vimos en los periódicos y en los telediarios cómo hubo quién, en nombre de sus derechos y libertades, pasó por encima de los del prójimo para sembrar su odio entre el forastero, al grito anglosajón de turists, go home! que quiere decir turistas, aquí sobráis, puerta, volveos a vuestras casas. Para algunos, aquellos que rehuyen el dialogo sosegado y lo sustituyen por la coacción y la pintada en muro ajeno, el viajero pasa a engrosar la lista negra de quienes son diferentes a ellos.

No desearía que una normal evolución de esas actitudes de intolerancia y rechazo derivaran, quién sabe, en algún tipo de cofrades, go home! que, en nombre de esos mismos derechos y libertades que se propusieran pisotear, instaran a las hermandades a dejar a la calle y recluirse en sus templos como ya se ha escuchado pedir, con mayor o menor disimulo y educación, en otros ámbitos de la vida eclesial. Claro que podría darse el caso de que la petición fuera hasta pertinente y que quien estas líneas firma incluso se sumara a ella, pues tampoco están nuestras plazas para ser procesiódromo de las cuatro estaciones, de ensayos injustificados, traslados evitables y desfiles suprimibles. Como en casi todo, la mesura es ingrediente apreciado para evitar el estallido de una burbuja capillita.

Frente al tono amenazante del turists, go home! este cofrades, go home! sería como de madre en noche de invierno. Esta misma semana se presentará el borrador del marco normativo diocesano para las cofradías que, sumado a los nuevos estatutos estrenados el año pasado por la Junta de Semana Santa, habrán de ser nuestra brújula en este y otros asuntos de interés para la pastoral y la vida cofrade. Por delante se abre un curso para, con otro anglicismo excluyente, desterrar el tan trumpuniano lema Mi cofradía, first! por un saludable y conciliador Nuestra Semana Santa, first!.


0 comentarios:

¿Qué buscas?

Temas y autores

cofradías procesiones arte religiosidad popular F. J. Blázquez diócesis pastoral cultura tallas A. Coco Pedro Martín J. M. Ferreira Cunquero imaginería Félix Torres idiosincrasia Tomás González Blázquez Junta de Cofradías comunicación tradición aniversarios política Tertulia Cofrade Pasión estética José Fernando Santos Barrueco pasos Eva Cañas turismo Daniel Cuesta SJ cartelería liturgia Andrés Alén Asamblea Diocesana formación literatura Cuaresma Montserrat González cargos periodismo Navidad Tomás Gil Rodrigo pintura Antonio Santos Ayuntamiento Javier Prieto poesía provincia publicaciones ritos Catedral Francisco Gómez Bueno Fructuoso Mangas cultos educación exposición fotógrafos niños Roberto Haro caridad hermanos de carga muerte pregón revistas sacerdotes Asunción Escribano Fernando Mayoral Isabel Bernardo Miriam Labrador Xuasús González Zamora estatutos historia secularización Ángel Benito Año Jubilar Teresiano Corpus Christi José Anido Jubileo de la Misericordia Paloma Pájaro Peñaranda editorial música Carlos Ferrero Conrado Vicente Florencio Maíllo Francisco Rodríguez Pascual José Adrián Cornejo Pascua Raúl Román Santa Teresa Tierra Santa Tomás Martín aplausos encuentros redes sociales restauración subvenciones Ana Ontiyuelo Arturo García Ruiz Carlos García Rioja Coordinadora Diocesana de Cofradías David Rodrigo Enrique Mora González Guzmán Gombau José Frank Rosario José Javier Rodríguez José Luis Puerto Madrid María José Lanzagorta Nacho Pérez de la Sota Núñez Solé Rosana Hernández Universidad discapacidad justicia jóvenes obituario religiosas vocaciones Ávila