miércoles, 31 de enero de 2018

Calendario de ensayos de los hermanos de fila

| | 0 comentarios
Abraham Coco

Varias personas, al paso de un hermano de fila en la procesión de la Vera Cruz el Lunes Santo | Fotografía: Alfonso Barco

31 de enero de 2018

Por la presente, se convoca a todos los hermanos de fila de la Semana Santa de Salamanca a las preceptivas jornadas de ensayo que se llevarán a cabo, por primera vez, durante esta cuaresma. El objetivo es proporcionar a cada cofrade de cirio, vara, hachón, cruz y derivados una serie de pautas que contribuyan a que desempeñe su función en sus respectivas procesiones de una forma óptima.

A continuación, se enumeran los propósitos a los que se aspira a través de esta convocatoria:

1) Con estas jornadas de ensayo se pretende, en primer lugar, que el hermano de fila adquiera plena consciencia del relevante lugar que ocupa dentro de la procesión. Sí, el hermano de fila no va a ser los "pies del Señor", ni de su Madre, pero ha de ser consciente de que, sin su presencia, no hay procesión alguna. No por obvio hay que dejar de repetirlo: los "pies del Señor", y de su Madre, podrían llegar a ser las ruedas. Más práctico en opinión de algunos, menos vistoso según criterio de otros. Pero quienes nunca llevarán ruedas (pues por ahora no hay previstos ensayos de una versión cofradiera de Yo, robot) serán los hermanos de fila. De fila india, de fila de a dos, de a tres o sucesivos. Además, el hermano de fila será utilizado por observadores para estimar la salud de una cofradía. Las filas nutridas serán indicativo de que la hermandad no ha celebrado elecciones recientemente.

2) Procesión, cabe recordar, es el "acto de ir ordenadamente de un lugar a otro muchas personas con algún fin público y solemne, frecuentemente religioso". La definición concede así un relevante papel al hermano de fila al indicar que ha de ser "ordenadamente" y "muchas personas". En esto, la responsabilidad recae sobre el hermano de fila, que esta cuaresma podrá adquirir conciencia de esta situación. El hermano de fila forma parte de un todo. De hecho, es hermano de "fila", es decir, de "una serie de personas colocadas en línea". Conviene apuntar que esas personas, por lo general, visten un mismo hábito. Las jornadas de ensayos servirán para enfatizar sobre este último aspecto, aclarando cuáles son las diferencias entre zapato y zapatilla, entre planchado y arrugado, entre lustroso y descolorido o ayudando a identificar dónde termina el tobillo y comienza la pierna.

3) La responsabilidad del hermano de fila durante la procesión es mucha, aunque a lo largo de los años diversas situaciones le hayan podido inducir a pensar lo contrario. Así se pondrá de manifiesto a través de esta convocatoria de ensayos. Asimilado esto, el hermano de fila estará en disposición de procesionar de forma provechosa. Ninguna responsabilidad extra le distrae. En lo colectivo, no tiene encomendada ninguna otra función. Y, por tanto, no necesita ningún elemento más (tampoco llevar el smartphone encendido en el bolsillo ni, por descontado, en la mano). Puede concentrar sus esfuerzos, si se ha acomodado convenientemente el capirote, en disfrutar de la experiencia, tal vez con su oración y/o sus reflexiones personales, tal vez siguiendo las pautas que el consiliario haya podido proporcionarle o, tal vez, con sus recuerdos y sus sensaciones, que también son de Dios.

4) Si el hermano de fila lo es de cirio, habrá de tener en cuenta el manual de instrucciones en esta materia, que será distribuido durante las jornadas de ensayos. Y, en general, todos los hermanos de fila deberán conocer la guía de buenas prácticas. En ella se desaconseja, aunque se quede uno con todas las ganas, emplear el cirio, vara, hachón, cruz y derivados para hacerle saber al viandante que no se debe cruzar por una procesión. A fin de evitar en lo posible estas muestras de mala educación por parte del público, se darán así mismo una serie de indicaciones para tratar de evitar los cortes, en especial los más abruptos, en el cortejo. El hermano de fila ha de estar preparado para entender que sus hermanos de paso a) pueden estar cansados y, por tanto, la procesión no fluye como debiera o b) se pueden estar recreando y, por consiguiente, tampoco la procesión avanza como se pensara.

5) El hermano de fila ha de saber que, pese a lo señalado en puntos anteriores, tampoco él es el ombligo del mundo. Y que, además, los minutos previos a la salida procesional son un momento de lógico nerviosismo, en el que se debe remar a favor de la corriente. Los organizadores de la procesión no tienen extintores y, por tanto, no están para apagar fuegos en esos instantes. Es decir, que no es el momento para reclamar ningún derecho (especialmente si este no está contemplado en ningún sitio) ni para añadir más tensión con exabruptos, amenazas ni voces más altas que otras. De esta circunstancia deberán ser informados también ciertos familiares de algunos hermanos de fila.

Finalmente, se aclara, no obstante, que la participación en este calendario de ensayos no implicará la generación de ningún tipo de privilegio ni la creación de nuevos grupos de presión en las cofradías.


0 comentarios:

¿Qué buscas?

Proyecto editado por la Tertulia Cofrade Pasión