lunes, 5 de febrero de 2018

Periodismo cofrade

| | 0 comentarios
Eva Cañas

Procesión de la Hermandad de Jesús Despojado en la calle Meléndez el Domingo de Ramos | Fotografía: Alfonso Barco

05 de febrero de 2018

Puedo contar con los dedos de ambas manos las veces que me han preguntado por las posibilidades que da una procesión a la hora de relatar la crónica para un periódico. ¿Te lo has planteado alguna vez? La duda ofende.

Algunos dicen que siempre es lo mismo y no hay nada que aportar, otros se quedan en la forma y no en el fondo. Críticas mil. Desde que te acusen de un copia y pega de años anteriores hasta… (es agotador).

Es algo mucho más sencillo y tiene que ver con la capacidad de captar sentimientos en un momento determinado. Sí, captar la esencia de aquello que se mantiene generación tras generación, de una forma de vivir la fe en la calle, en ocasiones callada, en otras con cierto postureo.

Cada detalle cuenta para narrar aquello que no todo el mundo tiene posibilidad de ver. Y sí, se puede contar en una crónica cómo suena una cadena que es arrastrada por un pie descalzo, o cómo el silencio encoge corazones…todo vale, abre bien tus ojos, tus oídos y tu corazón si quieres captar algo diferente cada año. No hay dos salidas de un templo iguales, aunque sean las mismas personas, la vida gira, deja cicatrices y con ellas llega el cambio y un nuevo matiz.

A poco más de una semana del inicio de la Cuaresma me pregunto si realmente es eso lo quieren leer en una crónica de Semana Santa. ¿Conocer lo objetivo o lo subjetivo? ¿Lo hacemos correctamente o nos estamos equivocando?

Para mí, el periodismo cofrade es toda una disciplina dentro del mundo de la comunicación, y no todo vale. El que no crea nunca podrá transmitir un sentimiento cofrade real.

Llevo más de una década escribiendo sobre Semana Santa y nunca dejas de aprender y de ver más allá. Ni que decir tiene la terminología propia de este momento: hermano de paso, de vela, costalero, naveta, incensario, parihuela, cruz de guía, palio,… No te olvides de retener fechas, datos y nombres, de cada imagen,  hermandad, escultor o imaginero. Todo un máster que te pone a prueba cada año. Porque más allá de preguntar por las novedades, si es que las tiene, busca la manera de dar un nuevo enfoque o testimonio que nunca antes has escuchado.

¿El periodismo cofrade es necesario? Como periodista que soy no dejo de hacer este tipo de preguntas, o tal vez el lector se vea satisfecho con visualizar fotos del momento. ¿Se valora? ¿Qué te gustaría leer?


0 comentarios:

¿Qué buscas?

Proyecto editado por la Tertulia Cofrade Pasión