miércoles, 6 de junio de 2018

Ruegos y preguntas

| | 0 comentarios
Tomás González Blázquez

"Como cofrade raso, desfilante, ex-directivo y más entusiasta que decepcionado, me atrevo a levantar la mano y tomar la palabra para consumir mi minuto de gloria… o un poco más" | Fotografía: Alejandro López

06 de junio de 2018

Me ha llegado el rumor de que un día de estos, cuando el curso ya divisa la consoladora orilla de julio, se va a celebrar una junta general, o cabildo, o asamblea, de todos los cofrades salmantinos, y que como no se llegaba a un acuerdo en la denominación de la masiva convocatoria han aceptado la grandilocuente propuesta de llamarlo Sínodo. Al que tuvo la ocurrencia, sin embargo, le han explicado que no hará falta reservar ni La Glorieta ni el Multiusos Sánchez-Paraíso, que aunque se cuiden de no fijarlo a la misma hora de un partido mundialista de la Selección con el Auditorio Calatrava parece que podría resultar suficiente.

No me importa tanto la veracidad o verosimilitud del rumor que acabo de "crear" (¡es tan fácil!, como difícil desmontarlos a veces). Sí me preocupa, y mucho, que las juntas generales, los cabildos, las asambleas de nuestras cofradías, con frecuencia tienen poco de sínodo, de camino compartido en comunión, o al menos aspirando a construirla y conservarla. Claro, describir la cofradía como una comunidad cristiana y no como una organizadora de procesión, cristiana también, se topa con la fuerza de la costumbre de muchos de sus miembros, ya sean desfilantes, ex-desfilantes, espectadores, entusiastas, decepcionados, directivos, ex-directivos o indefinibles. A partir de ese presupuesto, que el realismo cuadra con el ingreso de las cuotas y los gastos ordinarios, tampoco podemos esperar de una junta general, un cabildo o una asamblea lo que hoy no nos pueden ofrecer. Pero existe el día de mañana, y la responsabilidad de todos, y una senda de esperanza, y un futuro por edificar no sobre la arena de lo efímero sino sobre la roca de Cristo, que permanece.

En ese rumoreado Sínodo, que no va a celebrarse, habría un punto final de "Ruegos y preguntas" en su orden del día. Mi ruego de "aspirar a la comunidad" ya lo he formulado en el anterior párrafo, y a mi pregunta he dado la respuesta, "siempre Él", pero como cofrade raso, desfilante, ex-directivo y más entusiasta que decepcionado, me atrevo a levantar la mano y tomar la palabra para consumir mi minuto de gloria… o un poco más. Pregunta a don Carlos y a Cornejo: ¿cuándo se va a nombrar el sacerdote que sirva en el necesario y largamente vacante cargo (y carga) de asesor religioso de la Junta de Semana Santa? Ruego a quien corresponda: concrétese la situación de la nueva procesión penitencial propuesta por la Archicofradía del Rosario y, ya que se trata de un paso de la Santa Cena, véase la forma de integrarla en la tarde del Jueves Santo. Preguntas a diferentes hermanos mayores o presidentes, en general o en particular a quien proceda: ¿qué han pensado para reflotar las filas y completar los banzos de nuestras mermadas procesiones?; ¿cómo no se animan a participar un poco más en las actividades de la Coordinadora, aunque sea de vez en cuando?; ¿han aparcado definitivamente la idea de reorganizar el programa procesional?... Y ruego a todos ellos: aprovechen el verano, que hasta toparnos con la inevitable orilla de septiembre aún tardaremos, para darle vueltas a lo de la comunidad y la comunión, pues se rumorea que cofradía, hermandad y congregación vienen a significar eso mismo. Yo a este último rumor sí le doy más crédito, que recuerdo haberlo leído, aproximadamente, en los Hechos de los Apóstoles…


0 comentarios:

¿Qué buscas?

Proyecto editado por la Tertulia Cofrade Pasión