viernes, 31 de enero de 2020

Volver la mirada hacia la Catedral

| | 0 comentarios
Ángel Benito

El Cristo de la Buena Muerte ante la Piedad frente a la Catedral | Manuel Barroso

31 de enero de 2020

La basílica será la protagonista indiscutible de la Semana Santa al sumar dos nuevas salidas desde el conjunto catedralicio

La Catedral de Salamanca será el corazón de la Semana Santa de este año. Lo que debía ser una obviedad, tendrá aún más sentido con las salidas de dos nuevas hermandades. La Cofradía de la Oración en el Huerto de los Olivos, debido a las obras en la iglesia del Carmen de Abajo, abrirá las puertas de la Catedral Vieja, excepcionalmente. Será la única hermandad que salga desde la parte antigua. La otra novedad la traerá la Archicofradía del Rosario con la sorprendente salida el Sábado de Pasión desde la Catedral Nueva. Ambas harán girar la mirada de nuevo a la Catedral como punto de reunión de las cofradías.

La basílica está restando protagonismo a la Plaza Mayor con las últimas decisiones de las cofradías. La decisión de muchas hermandades de realizar estación de penitencia en el interior (Vera Cruz, Hermandad de Amor y Paz y Jesús Rescatado) o tenerla de punto de salida para las cofradías que tienen como sede la Catedral  (Jesús Amigo de los Niños, Soledad, Yacente y Hermandad Dominicana) hace que sea el punto indiscutible de la Semana Santa para la mayor parte de las hermandades. Desde el Sábado de Pasión hasta el Domingo de Resurrección todas las cofradías de Salamanca pasarán junto al conjunto catedralicio, a excepción del Sábado Santo con la Hermandad del Silencio. El crecimiento de la basílica como punto de origen, destino o paso de las cofradías contrasta con la huida de la Plaza Mayor. El crecimiento de las terrazas en torno al monumento, los murmullos, los cruces hace que el paso por el ágora se haya convertido en un engorro más que en un disfrute. Tan solo la Hermandad de Jesús Despojado decidió el pasado año incorporar el ágora en su recorrido, mientras que las cofradías que optaban por evitarlo crecían. Ahí están el caso de la Real Cofradía del Cristo Yacente que tras retirar el paso por Las Isabeles ya no vio necesario el paso por el cuadrilátero imperfecto, o la Congregación de Jesús Rescatado, una de las más beligerantes contra la falta de silencio en la Plaza Mayor, y que lo sustituyó para garantizar mayor sobriedad en su desfile. También la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Vía Crucis optó por retirarse del espacio.

El deán de la Catedral, Florentino Gutiérrez, ha realizado como piedra angular de su mandato que la basílica vuelva a ser un centro de referencia pastoral para todos los católicos salmantinos. Creo que se desaprovechó una oportunidad preciosa en el año 2013 con motivo del V Centenario de la Catedral Nueva de que todas las cofradías salmantinas entraran en la basílica para realizar estación de penitencia y recordar a la Catedral como madre y cuna de la Iglesia diocesana como sede del obispo. Con el paso del tiempo, las imágenes van girando la mirada hacia la Catedral. Quizás algún día el objetivo final sea clavar la rodilla ante el Santísimo como final de una peregrinación de penitencia y no la mejor sombra para ilustrar el cartel de la Semana Santa.


0 comentarios:

¿Qué buscas?

Proyecto editado por la Tertulia Cofrade Pasión