martes, 16 de junio de 2020

Elecciones a distancia... 'social'

| | 0 comentarios
Félix Torres

José Adrián Cornejo, presidente de la Junta de Semana Santa, departe con el obispo de la diócesis | Foto: Pablo de la Peña

17 de junio de 2020

Hace unos días, los salmantinos nos encontrábamos "celebrando" la festividad del santo de Sahagún, el Juan que paraba necios y enamoraba damas, el Apóstol Salmantino, patrón de la ciudad y cuidador de sus habitantes. Celebrando, digo, por no decir esperando a un concierto en la Plaza o unos fuegos de artificio en la ribera del Tormes que no fueron ni en la virtualidad. Una fiesta más que descafeinada a pesar de los intentos del consistorio por dar aires virtuales de normalidad a la misma para nosotros que, quien más quien menos, llevamos meses de teletrabajo, de conexiones remotas, de videoconferencias y de charlas monitorizadas que ahora llamamos chats. Estábamos nosotros como para hacer algo de caso al programa festivo municipal desde nuestros ordenadores y conexiones wifi.

Pues, no sé si aprovechando, pero sí que coincidiendo con estos fastos municipales, salta la noticia de la convocatoria de elecciones a la Junta de Semana Santa de Salamanca.

José Cornejo, presidente cesante, convoca a los medios y anuncia que la elección del futuro nuevo presidente de nuestra Junta de Semana Santa será el próximo 28 de julio.

Serán diez años justos, ni día más ni día menos, los que Cornejo habrá manejado el timón de una Junta de Cofradías que, ya en su mandato, pasó a ser Junta de Semana Santa, un nombre mucho más "amplio" e inclusivo. Porque el 28 de julio de 2010 tuvieron lugar aquellas elecciones en las que Cornejo obtuvo el respaldo de nuestras cofradías mediante los votos de nuestros hermanos mayores y presidentes.

Diez años en los que hubo luces y sombras, que en tanto tiempo da para mucho. Luces en un Liceo que desde el primer momento fue el baluarte en el que se ha hecho fuerte y grande nuestro pregón en estos años. Luces también en lo que ha sido la mejor época para la difusión de nuestra Semana Santa de cara al exterior en cuantos círculos ha tenido a su alcance. O luces, por cerrar este interruptor halagüeño, en esa medalla de oro de la Ciudad de Salamanca que, en 2018, estrechaba aún más los lazos entre la ciudad y quienes llevamos más de quinientos años recorriendo sus calles para mostrar más orgullosa que catequéticamente la Pasión a los demás.

Y sombras, claro. Que algunas cosas, en tanto tiempo, se le han escapado de las manos o se le han venido encima sin él quererlo. Unos estatutos que, siendo su principal objetivo en aquel 2010, fueron una china en el zapato, que dolió a cada paso hasta su aprobación seis años después; algún "sapo" que hubo de tragar cuando le venía de… no sé si arriba o abajo mientras se le escurría de entre las manos a la vista de todos o, por terminar también con estas oscuridades, este cielo pandémico que se le ha venido encima en su despedida, sin comerlo ni beberlo, impidiendo una marcha a los sones de Pasión en Salamanca, nuestra marcha "oficial" en los últimos tiempos.

Y el 28 de julio, si no hay crisis que lo impida, con mascarillas y geles desinfectantes –que así se ha anunciado– y manteniendo las distancias, tendrá lugar la votación para elegir a quien será el relevo de Cornejo. Un relevo que muchos ya dan por sabido que será "natural" pero que, si hacemos caso de las crónicas antañonas en las que hasta un servidor era mencionado como presidenciable junto a otros nombres, mucho más conocidos que el mío, de la Semana Santa salmantina, tendrá algún que otro nombre en el candelero. Así que, a partir de ahora, y aun sabiéndose de un único candidato que haya dado "paso alante", seguro que se abren las casetas de apuestas y habrá nombres que saldrán a relucir con mejores o peores intenciones por parte de quienes hagan correr los rumores.

Sean quienes y cuántos sean, si es que hay más alternativas, esperemos que estos meses de presentaciones y búsqueda de votos sean tan tranquilos como meses de verano que serán. Y que, por supuesto y adelantándome a todo, se llame como se llame el presidente que salga de esa votación del próximo 28 de julio, cuente con el respaldo de nuestros dirigentes, la comprensión de los cofrades y la ayuda de todos. La mía la ofrezco desde aquí y desde ya.


0 comentarios:

¿Qué buscas?

Proyecto editado por la Tertulia Cofrade Pasión