viernes, 5 de marzo de 2021

Prepararse para una Semana Santa de puertas abiertas

| | 0 comentarios

Tomás Gil Rodrigo

Iglesia de San Pablo, Salamanca - Primer viernes de marzo 2021

05-03-2021

 

Este año se vuelve a repetir lo sucedido el año pasado con la Semana Santa, se han tenido que suprimir por alerta sanitaria las procesiones de las cofradías penitenciales, buscando el bien común ante la pandemia del coronavirus. Me imagino que muchos de vosotros estaréis tristes y decepcionados, la ilusión que ponéis todos los años para preparar estos días de salida por las calles, que son tan centrales e importantes en la fe de un cristiano, se ha desvanecido. No hace falta que diga, porque lo sabéis, que eso es solo expresión puntual de lo que se debe vivir durante todo el año, que lo importante son las celebraciones del Triduo Pascual con vuestras comunidades parroquiales, pero no está mal que lo recordemos. A pesar de esto, no os voy a echar un «sermón» de esos que por un oído me entra y por el otro me sale, pienso que, como dice el refrán «a mal tiempo, buena cara», hay que sacar fuerza de la debilidad, aún nos queda la gracia de Cristo, es decir, su mensaje y la presencia de su persona. Os propongo ser creativos e innovadores en estos tiempos de crisis, es momento para abrir las puertas y proponer algo distinto en sintonía con lo que hoy se nos pide de que seamos una Iglesia en salida y evangelizadora.

¿Qué es lo que quiero decir y proponer? Algo muy sencillo, que cada año que se aproxima la Semana Santa me ronda en la cabeza y en el corazón, ya lo he comentado con alguno de vosotros, porque lo considero muy necesario hacer al ver tanta belleza en las imágenes que sacáis por las calles, pero que por motivos de la organización compleja de los actos procesionales me comentáis que es difícil realizarlo. Consiste en abrir las puertas de las iglesias durante toda la Semana Santa, mostrando con una catequesis evangelizadora la belleza de la fe que expresan. Creo que ahora es posible, las procesiones y sus horarios no ya no son impedimento, estamos en un tiempo de gracia porque tenemos la disponibilidad del servicio de tantos hermanos y hermanas que no podrán salir, pero sí podrían hacer turno para organizar y vigilar las normas sanitarias de aforo en las iglesias y su limpieza y, lo que es mejor, podríais ser sujetos evangelizadores al anunciar, a todo el que se acerque, el tesoro de la Buena Noticia de Jesús que encierran vuestras imágenes, a la vez que hacer oración y contemplación con ellas.

Ya sabéis que desde el Servicio Diocesano de Patrimonio os podríamos echar una mano, para eso estamos siempre. Aún así os propongo desde este escrito un sencillo método de preparación para elaborar esa catequesis entre vosotros con unos pasos a desarrollar. El primer paso es poneros a mirar y sentir en silencio, la puerta que nos da acceso a la imagen es ver antes con el corazón que con los ojos. El segundo paso es escuchar y comprender la Palabra de Dios que ilumina la imagen. El tercer paso consiste en analizar estilística, histórica e iconográficamente, para no caer en el subjetivismo. Y el cuarto paso es dejarse transformar por la presencia sagrada de la imagen y el mensaje que transmite.

A lo mejor ya os habéis adelantado y tenéis pensado poner en práctica esta idea y me he adelantado, me alegraría mucho vuestra iniciativa al respecto. Estoy seguro que el pesimismo y la desilusión no serán vuestra respuesta ante la Semana Santa que se aproxima. Aprovechemos la Cuaresma y preparémonos a renovar nuestra vida cristiana.

 


0 comentarios:

¿Qué buscas?

Proyecto editado por la Tertulia Cofrade Pasión