viernes, 7 de mayo de 2021

Un 'reo de muerte' entre rejas. Las bandas de Semana Santa de Castilla

| | 0 comentarios

Ángel Benito

La Agrupación Musical Virgen de la Vega, en una de sus últimas actuaciones antes de Semana Santa | Foto: Salamanca Costalera

07-05-2021

«La música cofrade en Castilla y León es un elemento muy importante en las celebraciones de la Semana Santa de nuestra Comunidad, siendo desarrollada por distintas formaciones». Así empieza el comunicado conjunto que ha unido a 74 bandas y agrupaciones de Semana Santa de toda la Comunidad, ocho de ellas en Salamanca, para que se acabe con lo que consideran una «injusticia», un Reo de Muerte entre rejas por la incapacidad de que más de cuatro personas se puedan reunir para ensayar, una situación que provoca que sea inviable que se produzca ningún tipo de organización para la esencia de la Semana Santa.

El prejuicio va a más cuando en la misma situación las escuelas de música o las orquestas musicales pueden ensayar de la misma forma, o por ejemplo las clases del Conservatorio. ¿O acaso la corneta que suena en una banda tiene una categoría menor que la que lo hace en un auditorio? Discriminaciones sin ningún estudio científico que vuelve a situar a los colectivos musicales de Semana Santa en un segundo plano. Hay que recordar que no se han llevado los principales titulares de las suspensiones. No solo son las imágenes, los nazarenos y los hermanos de carga o costaleros que las portan. Han perdido todos sus contratos durante dos años y solo, salvo pequeñas excepciones, se les ha asignado parte del contrato que tenían firmado. En la mayoría de los casos en 2020 el compromiso se extendió a 2021, situación que como ya saben tampoco se ha llegado a formalizar.

¿Alguien imagina la salida de Jesús de la Pasión sin «La Saeta» o el Himno Nacional que pone los pelos de punta a ateos, agnósticos y creyentes cuando se abren las puertas de la iglesia? ¿Se entendería nuestra Semana Santa tal y como la conocemos sin música? El poder del silencio de la Vera Cruz con el Cristo de los Doctrinos resuena más fuerte por el contraste de las notas y los bombos que anuncian la llegada de la Pasión. Por eso, no se les puede dejar solos. Forman parte de la Semana Santa: muchos de ellos con la medalla de sus hermandades, ya que su banda forma parte de la misma cofradía, pero otros muchos tienen la misma devoción hacia las imágenes que acompañan sin formar parte de ellas. Mi respuesta es que no se entendería.

En una de las conversaciones con el presidente de la Junta de Semana Santa, Francisco Hernández, hablamos sobre este tema y la intención de darles un mayor protagonismo cuando pueda volver a la normalidad. Me consta que está trabajando en ello para que toda Salamanca pueda ver a sus bandas unidas como aquellos antiguos conciertos. Mientras tanto, las autoridades deben dar un paso adelante para que, con todas las condiciones de seguridad, ellos puedan seguir haciendo su trabajo. Para que mañana nadie eche en falta la corneta marcando una «Injusta sentencia».

0 comentarios:

¿Qué buscas?

Proyecto editado por la Tertulia Cofrade Pasión