viernes, 28 de junio de 2024

¿Vacaciones o periodo de reflexión?

| | 0 comentarios

 Charo Martín Fraile

La Piedad de Carmona. Salamanca


28-06-2024

Con la llegada del mes de junio, inicio del periodo de vacaciones, las actividades en las hermandades y cofradías se relajan, empieza a ralentizarse de manera mecánica la vida de los cofrades en cuanto a la participación en el día a día de su hermandad. Se abre paso un periodo, casi siempre necesario, para ordenar ideas y hacer un análisis reflexivo del curso cofrade, que en nuestra ciudad se alarga hasta el mes de septiembre.

Mes de septiembre, que en muchas hermandades se engalana para la celebración de la festividad de la Santísima Virgen de los Dolores, festividad que el papa Pío VII introdujo en el calendario litúrgico romano en 1814 y Pío X fijó la fecha del 15 de septiembre como definitiva, justo después de la celebración de la Exaltación de la Santa Cruz (14 de septiembre).

Esta imagen mariana es, en nuestra Semana Santa, sagrada titular en varias hermandades y cofradías y, por ello, se celebran actos de culto en su honor. Cultos que, en la mayoría de ellas, están recogidos en sus estatutos o reglas, lo que deja claro desde el principio que es uno de los fines esenciales e irrenunciables de las hermandades: «Dar culto público a Dios y a la Virgen María, representados en sus sagradas imágenes».

 Así, los órganos de gobierno de estas hermandades deben fomentar de manera inequívoca, entre todos sus miembros, el culto y la devoción a sus imágenes, fijando eucaristías en su honor u otro tipo de actos de piedad internos en sus templos, donde se anime a la participación en los mismos a todos los hermanos.

De aquí mi sorpresa, cuando llega a mi conocimiento que algunos de los miembros de la junta de gobierno, incluso de los llamados cargos mayores, de una hermandad salmantina, no asistirán a la celebración de los cultos en honor de su titular, Nuestra Señora de los Dolores, por haber recibido una invitación para asistir a un acto conmemorativo de una hermandad  sevillana (con la cual existe un hermanamiento), que sí tiene claro cómo debe rendir culto a su imagen titular en el día de su festividad y dónde debe celebrarlo.

Por eso estimo que, si quien tiene que aplicar, cumplir y hacer cumplir los mandatos de sus reglas ‒por haber optado libre y voluntariamente a ser miembros de un equipo de gobierno‒, parece que no tienen claro cuál es su prioridad. Deberían dedicar este periodo vacacional a la reflexión, tomando como punto de partida de esta el refrán popular: «Primero Dios y luego todos los santos».

 

0 comentarios:

¿Qué buscas?

Twitter YouTube Facebook
Proyecto editado por la Tertulia Cofrade Pasión